ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 85€

¿Cómo lavar los peluches de Knitabuddy?

Siempre nos preguntan cuál es la mejor manera de lavar nuestros peluches. Por lo general, a todos nos encantaría que prendas, peluches y demás objetos que nos rodean se mantuvieran siempre como el primer día. Pero como es natural, a cada año que pasa y con cada lavado, nuestra prendas favoritas van cambiando su aspecto. Lo que la mayoría pasa por alto es que una correcta rutina de limpieza hace que tanto nuestra ropa preferida, como sus peluches favoritos, ofrezcan su mejor versión durante largo tiempo. 

En este breve artículo te daré algunos consejos para el cuidado de vuestros buddies:

El jabón

Nuestros peluches están especialmente indicados para bebé porqué se confeccionan con el mejor algodón del mundo: el algodón Pima. De entre las ventajas que ofrece esta variedad de algodón orgánico se cuentan su brillo único, sus propiedades hipoalergénicas, y su increíble resistencia a roturas y lavados. 

A la hora de escoger un jabón ecológico adecuado para el lavado de nuestros buddies, nos gusta recomendar que utilices un jabón neutro por varias razones. La primera es que no contiene colorantes ni químicos que puedan resultar perjudiciales tanto para la piel de los peques como para el algodón de los peluches. Otra buena razón para emplear este tipo de producto, es que su PH es muy parecido al de nuestra piel, y además no tiene perfumes añadidos que puedan resultar molestos. 

Utilizando este tipo de jabón para lavar peluches, obtendrás un resultado magnífico.

El lavado

Esta es una decisión determinante a la hora de mantener vuestros peluches en excelente estado. Y es que la vida tan ajetreada que llevamos nos hace tomar decisiones llevados por la prisa, y en muchas ocasiones acabamos metiendo prendas delicadas en la lavadora por falta de tiempo. Nuestros buddies se pueden lavar a máquina en programa delicado, pero no es conveniente abusar. Por ello siempre recomendaremos que los frotes a mano delicadamente, y luego elimines los restos de jabón con abundante agua fría. Sin duda, esta es la mejor forma de lavar tus peluches para que se mantengan en perfectas condiciones.

El secado

El secado es un paso en la rutina de cuidados que suele pasar desapercibido, pero que de hecho resulta fundamental para conseguir un resultado perfecto. Cada tipo de prenda necesita un secado específico. Si quieres por ejemplo, que tus camisas blancas queden perfectas después del lavado, cuélgalas en una percha al sol. El sol ayuda a eliminar las manchas más resistentes y a blanquear las prendas ¿lo sabías?

En el caso de nuestros peluches, la mejor opción es ponerlos a secar en horizontal, sobre una superficie que esté bien aireada, como un tendedero portátil. Siempre en una zona donde no haya luz solar directa, para así mantener los colores. La luz del sol estropea los colores oscuros y los vívidos, por eso en el caso de un peluche de tonalidades marrones por ejemplo, es conveniente alejarlo de la luz directa.

El toque final

Queríamos que abrir una caja de Knitabuddy fuera una experiencia sensorial. Al tacto increíblemente suave de nuestros peluches le acompaña una suave fragancia que los hace aún más especiales. 

Si quieres conservar esa característica tan especial, una vez finalizada la rutina de limpieza le puedes añadir a su buddy un toque de esa colonia que le recuerda a casa y a mamá. Así vuestro peluche será un objeto de apego único y especial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡hola!

¡ESTAMOS DE REBAJAS!

Tienes un 10% de descuento en todos los peluches y mordedores de la tienda. ¡Aprovecha ahora, antes que se acaben!

Si quieres estar al día de promociones como esta, date de alta aquí: